Friday, March 3, 2017

Pruebas gratuitas sin riesgo eran carnadas para estafas

¿Alguna vez te inscribiste en una prueba gratis de un producto sobre el que escuchaste hablar en la radio? Algunos vendedores te enviarán — y cobrarán — mucho más que lo que aceptaste. La FTC dice que un grupo de vendedores de suplementos dietarios vendió productos a través de ofrecimientos engañosos “sin riesgo” y le efectuó cargos a la gente reiteradamente por productos que no deseaban. La FTC y la Oficina del Fiscal General de Maine han prohibido a los vendedores por cobrarle a la gente sin su permiso y por efectuar declaraciones engañosas sobre el cuidado de la salud.
Según la FTC, los vendedores usaron anuncios de radio de 30 minutos de duración que daban la impresión de ser programas de entrevistas de tipo educativo para promocionar los suplementos CogniPrin y FlexiPrin. En sus anuncios de radio declaraban que CogniPrin podía retrasar la declinación cognitiva y mejorar un 44 por ciento la memoria, y que FlexiPrin podía reducir el dolor de espalda y de las articulaciones y reconstituir las articulaciones dañadas. Pero la FTC dice que los vendedores no cuentan con las pruebas científicas necesarias para fundamentar ninguna de esas declaraciones. A la gente que llamó para solicitar el ofrecimiento “sin riesgo” la inscribieron en planes mensuales con cargos continuos por productos que no habían pedido. La gente que reclamó reembolsos por el ofrecimiento “sin riesgo” tuvo que atravesar un proceso complicado, devolver los envases vacíos y pagar los cargos de envío.
Si te inscribiste en un ofrecimiento de prueba gratis de un vendedor que te cobró de más, comunícate con la compañía. Si la compañía no está dispuesta a otorgarte un reembolso, llama a tu compañía de tarjeta de crédito para disputar el cargo. Pídele a la compañía que anule el cargo porque tú no pediste activamente la mercadería adicional. Y si te han cobrado una prueba gratuita indebidamente, repórtalo ante la FTC.
Ofertas de pruebas gratuitas le pueden costar
Si está interesado en un producto o servicio en particular, probarlo antes de comprarlo podría parecer algo fácil y conveniente. Pero lo que comienza como una prueba gratis podría terminar costándole dinero contante y sonante.